Publicidad

Rusia y Ucrania | "Un crimen de guerra terrible"

 


Ucrania inició una investigación por crímenes de guerra luego de que se encontraran cuerpos de civiles esparcidos en las calles cuando las tropas rusas se retiraron de las áreas alrededor de la capital, Kiev.

Bucha e Irpín fueron símbolos de resistencia a la invasión rusa, pero ahora se están convirtiendo en sinónimos de los abusos más graves de la guerra.

Según las autoridades ucranianas, hasta el momento se han encontrado los cuerpos de 410 civiles en los alrededores de Kiev.

Rusia sostiene, sin pruebas, que las fotos y los videos son "una representación preparada" por Ucrania.

Pero lo que funcionarios ucranianos y reporteros de la BBC han visto allí tras la retirada de las tropas rusas ha dejado a muchos profundamente conmocionados.

Acusaciones de crímenes de guerra y genocidio

Muchos países occidentales han expresado su horror ante las imágenes de cuerpos desperdigados por las calles de las ciudades.

"Quizás recuerden que me criticaron por llamar a Putin criminal de guerra. Bueno, la verdad, han visto lo que pasó en Bucha... És un criminal de guerra. Pero debemos reunir información", aseguró este lunes el presidente de EE.UU., Joe Biden.

El mandatario estadounidense hizo además un llamado para que se lleve cabo un juicio por crímenes de guerra contra el presidente ruso y añadió que está buscando implementar más sanciones tras de las atrocidades denunciadas en Ucrania.

Alemania lo ha condenado como un "crimen de guerra terrible". El presidente de Francia, Emmanuel Macron, calificó las imágenes como "insoportables".

Y el primer ministro británico, Boris Johnson, afirmó que esos "horribles ataques" son evidencia de crímenes de guerra.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, describió las escenas de cuerpos tirados en las calles como "una patada en el estómago".

Entrentanto, Rusia permanece desafiante. Dice que su operativo -al que se niega a calificar de guerra de invasión- está marchando según lo planeado y que las acusaciones de crímenes de guerra son todas falsas.

¿Qué ocurrió en Bucha?

Dos o tres días después de que Rusia iniciara el 24 de febrero una invasión a su vecino, una columna de tanques y vehículos de transporte blindados rusos que llegó al pueblo de Bucha, de camino a Kiev, fue atacada por ucranianos. Esto puso un alto a su avance.

Los rusos reunieron más fuerzas y se quedaron en la zona en las afueras de la capital, sin poder avanzar mucho, hasta que comenzaron a retirarse el 30 de marzo para concentrarse en la guerra en el este de Ucrania.

Muchos civiles huyeron, pero algunos se quedaron atrás, tratando de evitar a las fuerzas rusas.

Es en este período en que, presuntamente, los rusos comenzaron a ir casa por casa.

Testigos describieron cómo soldados rusos dispararon a hombres que trataban de huir, luego de que les negaran la posibilidad de hacerlo a través de corredores humanitarios.

Al menos 20 hombres muertos fueron encontrados tirados en la calle. Muchos tenían graves heridas; algunos habían recibido disparos en la sien, como si los hubieran ejecutado.

Algunos claramente habían sido atropellados por tanques.

Fosa común

Las imágenes satelitales tomadas por la compañía especializada Maxar muestran una fosa común de 14 metros en Bucha, cerca de la iglesia de San Andrés.

La compañía dice que los primeros signos de excavación se detectaron el 10 de marzo, poco después del inicio de la invasión.

Los residentes de Bucha dijeron que los primeros cuerpos fueron enterrados allí en los primeros días de la guerra, cuando los rusos mataron a decenas, "disparando a todos los que vieron".

Se estima que hay entre 150 y 300 personas enterradas.

Relatos similares de otros sitios del país

La ONG Human Rights Watch ya ha reunido pruebas de presuntos crímenes de guerra en Bucha y otras ciudades y pueblos bajo el control de las fuerzas rusas.

En un informe publicado el 3 de abril de 2022, registró un relato de un incidente en Bucha el 4 de marzo en el que soldados rusos obligaron a cinco hombres "a arrodillarse al costado de la carretera, a sacarse las camisetas por la cabeza y le dispararon a uno de ellos en la nuca".

Los ucranianos dicen que están surgiendo relatos similares en otros lugares del país y que serán investigados.

En el pueblo cercano de Motyzhyn, un equipo de la BBC fue llevado a ver una tumba poco profunda: se veían cuatro cuerpos y las autoridades ucranianas dijeron que podría haber más.

Tres de los cuerpos han sido identificados como los de la repreentante del pueblo Olga Sohnenko, su esposo y su hijo. El cuarto aún no ha sido identificado.

Aún no está claro cómo fueron asesinados.

Publicar un comentario

0 Comentarios

Close Menu